TPP: Mitos y Realidades

Han vuelto a la carga las ONG anti-propiedad intelectual (AIS, RedGe, etc.) con los mismos mitos con los que pretendieron bloquear el TLC con los EEUU.  El tiempo ha desmentido esos mitos, que como ahora, en aquél entonces lograron protagónicos titulares de prensa.

Sin embargo, luego de 6 años de TLC, ningún genérico desapareció, como decían las ONG, sino por el contrario, la competencia genérica se incrementó significativamente, luego de que se desmontaran las protecciones a los formuladores nacionales, permitiendo que muchos importadores de genéricos entraran al mercado a competir.

Tampoco subieron los precios de los medicamentos desde la entrada en vigencia del TLC el año 2009 (otro de los mitos de las ONG), sino por el contrario, fueron presionados a la baja. De hecho, a pesar de que la población del país ha crecido y envejecido, que la expectativa de vida se ha incrementado, así como el número de asegurados, y que el estado ha adquirido mayor cantidad de medicamentos para atenderlos y además ha ampliado la cobertura a patologías crónicas como el cáncer (Plan Esperanza); los gastos relacionados con el cuidado de la salud como porcentaje del PBI se han mantenido estables.

Estas ONG dicen ahora que el TPP va a extender el plazo de la patente por años más allá de la actual protección, haciendo referencia al mecanismo de compensación por demora, produciendo que los genéricos demoren su ingreso. Ello es confuso, pues el mecanismo de compensación por demoras ajusta el plazo de la patente extendiéndolo un día por cada dos días de demora injustificada superior a 5 años, es decir, Indecopi tendría que demorarse algo así como 7 años en otorgar una patente, para que este mecanismo retrase unos meses el ingreso de un genérico.  ¿Es acaso relevante? ¿Desconocimiento o mala fe?

Lo cierto es que en nuestro país Indecopi no demora más de 4 años en otorgar patentes y por ello nunca ha aplicado el mecanismo de ajuste del plazo de la patente por demora injustificada, que ya existe en nuestra ley, para patentes que no cubran productos farmacéuticos.

También se oponen a la protección de datos de prueba, cuando es importantísimo el incentivo que este mecanismo produce.  Gracias a él, desde la entrada en vigencia del TLC se han lanzado más de 40 nuevas entidades químicas en el mercado peruano, mejorando el arsenal terapéutico y así la calidad de vida de las personas.  La mayor parte de esas nuevas entidades químicas ya han perdido protección de propiedad intelectual, es decir, ya son genéricos que se pueden copiar libremente.

En realidad, nuestro país es ya un mercado de genéricos.  Actualmente, casi el 70% del mercado en unidades es ya genérico.  Como el TPP no se puede aplicar retroactivamente, la negada hipótesis en que la suscripción de este tratado afectaría negativamente el mercado farmacéutico es falaz, y no es más que un mito que, otra vez, nos toca desmentir con la realidad de la experiencia.

Autor: Carlos Fernández-Dávila; experto en Propiedad Intelectual y asesor legal de la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *