Lanzan campaña para evitar comercio ilegal y falsificación de medicinas

La producción de medicinas “bamba” y su contrabando, generan un movimiento de dinero ilegal ascendente a 180 millones de soles al año, se informó en el lanzamiento de una campaña contra el comercio ilegal de productos farmacéuticos y afines.

La campaña es organizada por el Grupo Técnico Multisectorial de Prevención y Combate al Contrabando, Comercio Ilegal y Falsificación de Productos Farmacéuticos y Afines (Contrafalme) y busca reforzar las estrategias de lucha contra esta actividad ilícita, que pone en riesgo la salud de las personas.

Fernando Muñíz, miembro del consejo directivo de la Cámara de Comercio de Lima, manifestó que este problema lo generan organizaciones delictivas que deben ser controladas por las autoridades.

“No sólo tienen boticas cercanas a los hospitales, en lugares prohibidos y venden medicina ilegal y ‘bamba’, sino que además manejan depósitos enormes en donde entregan medicamentos a minoristas”, puntualizó.

En tanto, la viceministra de Prestaciones y Aseguramiento del Ministerio de Salud, Paulina Giusti, informó que la campaña busca sensibilizar a la población sobre la necesidad de comprar medicinas en farmacias y lugares autorizados que garantizan la calidad del producto y el buen manejo de almacenamiento.

“Queremos evitar la ilegalidad, pero sobre todo asegurar la salud de las personas pues las medicinas ‘bamba’ son productos contaminados o no tienen los compuestos que necesitan. Su consumo no tiene los efectos terapéuticos esperados y atenta contra la vida”, precisó durante la presentación de la campaña.

Giusti comentó que Contrafalme, que preside el Ministerio de Salud, realiza labores de fiscalización desde el año 2006. Recordó el reciente operativo que realizó en la galería Capón Center, un lugar donde la venta de medicinas está prohibida.

Según la directora de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), María Irene Chea, la ley prohíbe la comercialización de medicamentos en ferias o establecimientos no autorizados. Quienes lo hacen, agregó, tienen que pagar multas de hasta de S/. 57,000 (15 UIT) o tener pena privativa de la libertad, de 4 a 8 años.

“El medicamento es un bien social, pero si es considerado como un bien comercial como ocurre en el país, aparecen establecimientos que no tienen autorización sanitaria de Digemid, medicamentos de dudosa procedencia o falsos. La gente tiene que aprender a comprar en lugares legales, medicinas legales”, manifestó.

Por su parte, el representante de la Embajada de Estados Unidos, Peter Lee, expresó su preocupación por el hecho de que el Perú sea el primer país de la región que comercia medicina ilegal.

Al evento participaron diversas autoridades hospitalarias y de la industria farmacéutica, así como representantes de instituciones públicas y privadas, a quienes se les invocó difundir en sus redes y ayuden así a combatir estos dos flagelos.

Fuente: Andina

contrafalme 02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *